Skip to content

Loading...

Newsflash

 
Default screen resolution  Wide screen resolution  Increase font size  Decrease font size  Default font size 
Ud. está aquí:    Home arrow arGentinaFORESTAL arrow Número 55 arrow Concertaciones sobre cambio climático en el CFM 2009

Madera y Construcción El Portal de la Madera

Zona Usuarios






¿Olvidó su clave?


Concertaciones sobre cambio climático en el CFM 2009 PDF Imprimir Correo electrónico

Siendo la temática más abordada a lo largo y ancho del Congreso Forestal Mundial, el cambio climático tuvo diversos puntos de análisis por diferentes analistas de todo el mundo. Con un preocupante presente, se plantearon diferentes soluciones para frenar un problema creciente que nos afecta a todos por igual.



l cambio climático es la modificación del clima con respecto al historial del mismo a una escala global. Los cambios se producen sobre todos los parámetros climáticos: temperatura, precipitaciones, nubosidad, etcétera. Además, se entiende como un cambio de clima atribuido directa o indirectamente a la actividad humana que altera la composición de la atmósfera mundial, y que se suma a la variabilidad natural del clima observada durante períodos de tiempo comparables con el presente.
Además del calentamiento global, el cambio climático implica modificaciones en otras variables como las lluvias globales y sus características, la cobertura de nubes y todos los demás elementos del sistema atmosférico. La complejidad del problema y sus múltiples interacciones hacen que la única manera de evaluar estos cambios sea
mediante modelos de computadora. La naturaleza de estos modelos son capaces de prever cambios significativos futuros que tienen consecuencias tanto económicas como las ya observables a nivel biológico.

Expositores en el CFM.

En el marco de esta problemática en el Congreso Forestal Mundial, el lunes 19 de octubre por la tarde en la Sala Aguaribay de La Rural, se realizó la primera de las concertaciones sobre “Bosques y cambio climático”.
Los oradores fueron de la misma fueron Bastiaan Louman como introductor al tema, Luca Tacconi, Jarot Pandu Asmoro, Rodney Keenan. El concepto principal fue la presentación de casos alternativos para la mitigación del cambio climático, invirtiendo millones de dólares en distintos países para lograrlo.
El profesor Rod Keenan, de la Universidad de Melbourne Australia, presentó casos de su país y de Papua Nueva Guinea. Comentó las conclusiones de 2007 en la reunión en Balí, en donde se acordó que tanto Estados Unidos, China e India, que son los países que más contaminan, pusieran objetivos claros hasta el 2012 y posterior a ese año.
Esta mitigación de la cual se habla, se refiere a la compensación de los bosques relacionado con las emisiones de gases. La productividad está afectada notoriamente por los cambios, a partir de los cambios de composición de las condiciones naturales. En Australia por ejemplo, hay una importante degradación de los bosques nativos por este tipo de problemas. Por otro lado se encuentra la temática de los incendios forestales. Tanto en el aumento de la temperatura promedio, como en las causas de los mismos, la mano del hombre está presente. Los motivos nombrados fueron la pirotecnia, y en mayor medida la quema de terrenos para usarlos de forma deseada. Entre las soluciones, según Keenan, se encuentra el mejorar la supervisión y las cuentas económicas. Jarot Pandu Panji Asmoro, orador de Indonesia, comentó sobre la plantación y cuidado de 3 especies en combinación para lograr una mejor captura de emisión de gases.
Luca Tacconi, profesor de la Universidad Nacional de Australia, marcó la importancia en el desempeño de la conservación del carbono. El mismo se debe lograr a partir de inversiones privadas y estatales, cuidando que no se llegue a una malversación de fondos. Lo sencillo de este plan es que a partir de los incentivos, los hogares humildes pueden tener un aporte para vivir más dignamente, y al mismo tiempo cuidar al planeta. Es un planteo de forma abarcativa. El resto de los concertantes opinaron sobre lo comentado, llegando a las mismas conclusiones. Para terminar la charla, se hicieron algunas preguntas respondidas por los oradores.

Foro de cambio climático.

Siguiendo con la temática, el miércoles 21 de octubre se brindó un espacio más amplio para la discusión de la misma. También en la Sala Aguaribay se llevó a cabo el Foro “Bosques y Cambio Climático” que estuvo presidido por el Director General de la Comisión Forestal del Reino Unido, Tim Rollinson y contó con la participación de numerosos disertantes nacionales e internacionales. Hubo varios objetivos, entre los cuales: intercambiar ideas sobre las oportunidades y dificultades para la forestación en el marco del cambio climático, fortalecer los conocimientos sobre temas relacionados a los bosques y el cambio climático, intercambiar distintos puntos de vista sobre el rol que deberían cumplir los bosques en los cambios a implementar en el 2012. Luego, el Foro continuó su desarrollo estructurado en ejes temáticos.
Roberto Acosta, miembro de Secretaría de la Convención Marco de las Naciones Unidas para el cambio climático, sostuvo que las modificaciones climáticas son uno de los mayores retos que ha tenido que afrontar la humanidad. Afecta a biodiversidad, el ciclo hídrico y a las poblaciones. Un acuerdo efectivo para la próxima reunión en Copenhague para discutir sobre la temática debe contener 5 puntos importantes: reforzar las acciones para asistir a los más vulnerables y pobres del mundo y permitir su adaptación a los efectos del cambio climático; reducir emisiones ambiciosas por parte de los países desarrollados y en línea con las necesidades expresadas por la ciencia; tener acciones de mitigación nacionales en los países en vías de desarrollo respaldadas por un adecuado apoyo; lograr un incremento significativo de los recursos financieros y tecnológicos para ayudar a los países en desarrollo para mitigar y adaptarse al cambio climático; y estabilizar una estructura de gobernabilidad equitativa para distribuir el apoyo necesario.



Acosta también aseguró que las acciones que sean apoyadas como resultado del encuentro en Copenhague deben reducir o limitar emisiones de gases de efecto invernadero, o incrementar los sumideros de los mismos y que éstas deben ser monitoreadas e informadas. “No es un problema del futuro, hay que actuar ahora”, fue la frase más impactante de todo el foro. Es urgente que se incrementen y fortalezcan las capacidades técnicas e institucionales en los países en vías de desarrollo con áreas forestales. Y en este proceso es vital el reconocimiento y la participación de las comunidades locales y pueblos indígenas si se quiere garantizar el éxito de las acciones. Como conclusión señaló que tenemos que afrontar el cambio climático en el ámbito forestal, que sea beneficioso para el clima y una oportunidad para proteger a los bosques e incrementar su enorme valor global. “Los resultados esperados no deben competir o erosionar las múltiples acciones que se desarrollan, sino complementarlas y fortalecerlas”.
Continuó la disertación Risto Seppala, Profesor del Instituto Forestal Finlandés quien desarrolló el trabajo del Panel de Expertos Global que evaluó la información y el conocimiento existente sobre la adaptación de los bosques y la gente al cambio climático. Este trabajo estuvo coordinado por IUFRO y participaron más de 100 expertos de todo el mundo con amplia gama de antecedentes científicos. Los resultados se presentaron mediante dos productos. El primero es un informe científico examinado por expertos que ha sido la primera evaluación sobre la adaptación de los bosques y la gente al
cambio climático, y el segundo es un documento político disponible en todos los idiomas oficiales de Naciones Unidas. Entre los resultados se precisó que el cambio climático ya ha afectado a los ecosistemas forestales y que va a tener efectos crecientes sobre los bosques en el futuro. El panel también evaluó la necesidad de tener prácticas de adaptación, y llegaron a la conclusión que las prácticas vinculadas con un manejo sustentable de los bosques pueden reducir la vulnerabilidad de éstos frente al cambio climático. Sin embargo, estas condiciones varían según los países y regiones.
En último lugar y como parte las opiniones de Latinoamérica, concertó Víctor Eamara Tello, de la etnia tacana de la Amazonia boliviana, quien presentó en representación de los pueblos indígenas, el manejo forestal comunitario frente al cambio climático. “Estamos acostumbrados a manejar de manera práctica nuestros bosques y no de manera técnica”. En cuanto al precio de la industria y a modo de graficar la deuda del desarrollo citó al presidente Evo Morales: “El mundo tiene fiebre por el cambio climático y la enfermedad se llama modelo de desarrollo capitalista”.



Como antecedentes explicó que en los últimos 200 años de desarrollo industrial, el incremento en las emisiones de carbono ha sido de un 30%. Desde 1860, Europa y Norteamérica han contribuido con el 70% de las emisiones de CO2. El 2005 ha sido el año más caluroso de los últimos mil años en el planeta. Diferentes investigaciones demuestran que de 40.170 especies vivas estudiadas,
16.119 están en peligro de extinción. “Ante este futuro sombrío, los intereses transnacionales proponen seguir como antes y pintar la máquina de verde, es decir, seguir con el crecimiento y el consumismo irracional y desigual generando más y más ganancias sin darse cuenta de que actualmente estamos consumiendo en un año lo que el planeta produce en un año y tres meses”, dijo Tello.
Sostuvo que los indígenas son los “guardianes”, porque ante esta situación, los pueblos indígenas y los habitantes humildes y honestos de este planeta “creemos que ha llegado la hora de hacer un alto para reencontrarnos con nuestras raíces, con el respeto a la madre tierra. Hoy, los pueblos indígenas de América Latina y del mundo estamos convocados por la historia para convertirnos en la vanguardia de la defensa de la naturaleza y de la vida”. Por eso, argumentó que los desafíos y rol de los pueblos indígenas es desarrollar una política ambiental para el conjunto del Estado Plurinacional, que sea asumida y ejecutada de manera coordinada por las distintas instancias públicas
involucradas y los distintos niveles de la administración territorial del Estado, en coordinación y con la plena participación de las comunidades y pueblos indígenas.

Frente al cambio climático, dijo que las comunidades indígenas cuentan con Planes de Manejo Forestal en el marco de las leyes bolivianas y normas internas de los pueblos indígenas, y una gestión territorial planificada de las TCO para atender aspectos sociales, culturales, económicos y ecológico-ambientales. También con un uso y aprovechamiento sustentable de los recursos naturales y de la biodiversidad en el marco de las normas internas. Como conclusión señaló que las autonomías indígenas son un escenario importante para contrarrestar los efectos del cambio climático, porque se puede regular la gestión ambiental mediante normas propias y beneficiar a las poblaciones locales y a las poblaciones en general.

 
< Anterior   Siguiente >

Ver revista Madera y Construcción



Revista Madera y Construcción